Marxismo Vivo | Revista Marxismo Vivo N°4
16378
post-template-default,single,single-post,postid-16378,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.4,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Revista Marxismo Vivo N°4

En varias oportunidades lectores de diferentes países nos han hecho llegar una crítica: “Muchos obreros, y otros que no lo son, tienen dificultades para entender determinados artículos de Marxismo Vivo”. Esto es una cosa que nos preocupa, en especial en este número dedicado a la guerra de Afganistán.

Nos preocupa porque la guerra es un acontecimiento que afecta, de una u otra forma, a toda la población del mundo y por eso debe ser comprendido, en toda su profundidad, en primer lugar por la clase obrera.

En el año 1939 se editaba en México una revista llamada “Clave”, que tenía objetivos similares a los de Marxismo Vivo, en la cual Trotsky publicó una carta a los lectores abordando este problema tan importante: cómo hacer para que la teoría revolucionaria sea comprendida y asimilada por los lectores obreros.

Esa carta la consideramos tan actual que hemos decidido adoptarla, en esta presentación, como nuestra “Carta a los lectores.”

“No pretendemos que nuestra revista sea de lectura fácil. La teoría marxista es una guía para la acción. Queremos lectores que estudien marxismo, que aprendan a pensar de manera marxista para que actúen como revolucionarios proletarios.”

“Los problemas que hoy enfrenta la clase obrera mundial son extremadamente complejos. Tratamos de darles las respuestas más simples y claras posibles. Sin embargo, el obrero común no puede entender muchos de los artículos de nuestra revista. Para superar esta dificultad es necesario formar grupos de estudio. Los revolucionarios proletarios encaran seriamente los problemas, sobre todo en su propia educación teórica. Hay que someter cada artículo a una profunda discusión. Hay que formular con precisión y transmitir a los directores de la revista todas las dudas y objeciones que surjan. La comunicación constante entre los directores y los lectores es el requisito fundamental para que la revista tenga una orientación correcta y se ligue estrechamente a la lucha de clases del proletariado.”

“Al mismo tiempo esperamos que nuestros lectores nos presten ayuda material. Ya dijimos que no disponemos de fondos especiales. Amigos, si necesitan a Clave, demuestrenlo activamente: envíen suscripciones, hagan circular ampliamente la revista, hagan nuevos suscriptores, extiendan su base de lectores!”